Creación de servicios digitales

Identificando áreas de oportunidad e ideando soluciones

Antes de iniciar, revisa la guía de sistematización y análisis de la información.

¿Cómo identificamos áreas de oportunidad y definimos retos de diseño?

Una vez que hemos definido nuestros hallazgos y tenemos un diagnóstico completo de la situación, es momento de cerrar la fase de investigación y empezar la siguiente: el diseño de soluciones. Esto significa que pasamos de entender el problema a proponer soluciones. Para esto, empezaremos transformando nuestro reto de investigación en uno de diseño que nos permita proponer soluciones. Para plantear el reto de diseño debemos identificar las oportunidades, es decir, las áreas de acción sobre las que se pueden elaborar posibles soluciones. Para esta etapa, una aproximación que podemos usar es enfocar los problemas o tensiones que hemos encontrado durante la investigación como oportunidades de diseño.

Identificar estas oportunidades es útil porque:

  • Gatilla y orienta el proceso de ideación.
  • Permite mirar el problema desde una nueva perspectiva.
  • Ayuda a visualizar posibilidades futuras.
  • Permite encontrar áreas estratégicas de diseño y facilita la priorización manteniendo una mirada centrada en el usuario.

La identificación de oportunidades debe hacerse previamente a la sesión de ideación. En esta sesión se recomienda que participen solamente los miembros del equipo de investigación, ya que ellos son los que tienen familiaridad con todos los hallazgos del estudio. Este proceso no es muy extenso, una sesión de 1-2 horas suele ser suficiente para identificar las oportunidades, aunque podríamos tomar más tiempo si lo consideramos necesario.

Sin embargo, cabe aclarar que el reto/oportunidad no es una solución, sino una frase o pregunta que gatilla la ideación y permite al equipo crear muchas soluciones. En la definición del nuevo reto/oportunidad, se toman los hallazgos de la investigación y se enmarcan como oportunidades o alternativas, lo que nos ayuda a ver el problema desde una nueva perspectiva y actúa como un disparador de la ideación.

Cuando definimos el reto/oportunidad de diseño, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Debe ser suficientemente amplio. Que nos permita pensar en soluciones más allá de lo evidente y del status quo, evitando requerimientos técnicos o métodos específicos de implementación que limiten la libertad creativa durante la ideación.
  • Debe ser suficientemente específico. Dando parámetros o límites para que el problema sea manejable y que el equipo no se sienta perdido o intimidado.

Ejemplo:

Demasiado amplio

¿Cómo podemos ayudar a las personas no bancarizadas a generar estrategias de ahorro que los ayuden a mejorar su calidad de vida?

Demasiado específico

¿Cómo podemos ayudar a las personas no bancarizadas a que abran una cuenta de ahorro donde depositen su dinero?

Formulación correcta

¿Cómo podemos implementar soluciones accesibles para ayudar a las personas no bancarizadas a cumplir sus expectativas de ahorro?