Ejecutando la investigación

Consentimiento informado del usuario

Siempre que realices una investigación de usuarios, debes obtener el consentimiento informado del participante primero. Este consentimiento puede ser verbal o escrito, pero siempre debe ser explícito, informado y dado libremente (es decir, libre de coerciones). El investigador tiene el deber de obtener el consentimiento de todos los usuarios que participen de la investigación, incluso si son parte de su organización.

Para obtener el consentimiento del usuario, debes asegurarte de que entienda los siguientes puntos:

  • El propósito de la investigación, quién la realiza y lo que significa participar en ella.
  • Que su participación es voluntaria y que puede detenerse o retirar su consentimiento en cualquier momento si así lo desea.
  • Cuáles son sus derechos y cómo puede realizar una queja.
  • El tipo de información que será recolectada (nombre, citas directas, fotos, etc.) y cómo será manejada (incluyendo la entidad responsable por sus datos y la que los procesará). Esto incluye hacerle saber si la sesión está siendo observada (y por quién) y grabada.
  • La forma en que planeamos usar los resultados de la investigación y cómo se compartirá la información recolectada; que puede ser privada, para el equipo involucrado, de divulgación interna o para el público en general.

Obtener el consentimiento informado te ayuda a asegurarte de que la investigación es ética y cumple con la Ley de Protección de Datos Personales (N° 29733). La forma más simple de obtener consentimiento es a través de un documento firmado por el usuario (para sesiones remotas, podemos enviar el documento al usuario vía courier y pedir que lo devuelva firmado). También, puedes obtener consentimiento verbal a través de una grabación de audio o, en casos de sesiones virtuales, mediante una confirmación de consentimiento como primera pregunta.