Guía para prototipar

Prototipado colaborativo

Luego de la etapa de investigación y de haber analizado la información recolectada, cada participante tiene en mente algunas funcionalidades que el servicio debería tener. El prototipado colaborativo permite que todos tengan la oportunidad de plasmar sus ideas para que sean consolidadas en un solo servicio con lo mejor de cada perspectiva.

Iniciar un prototipo colaborativo: la técnica de Crazy Eights (Ocho locos)

Esta técnica sirve para que el equipo pueda idear qué debe incluir el servicio, tomando en cuenta todo lo que se ha aprendido en la investigación. Para hacerla, solo debes seguir los siguientes pasos:

Paso a paso

  1. Reúne a todas las personas que han participado en el proceso de investigación.
  2. Reparte a cada persona una hoja en blanco de tamaño A4.
  3. Cada hoja debe ser doblada por la mitad 3 veces, creando 8 cajas dentro de la hoja.
  4. Durante 8 minutos, cada miembro del equipo deberá dibujar una idea en cada una de las cajas de su hoja. Si alguien no sabe dibujar, también puede escribir sus ideas. Cada caja o espacio deberá tener solo una idea.
  5. Pasados los 8 minutos, todos deben dejar de dibujar y presentar lo que han hecho al resto del equipo. Mientras van presentando, verán que hay elementos en común o complementarios dentro de sus ideas.
  6. Ahora que el equipo tiene muchas ideas y todas han sido conversadas, cada participante debe elegir 2 o 3 que le parezcan las más importantes. Para hacerlo, pueden utilizar pequeños post-its o marcar con un plumón en la caja correspondiente de las hojas utilizadas.

Consolidar las ideas en un solo prototipo

Ahora que tenemos las ideas principales identificadas, la persona encargada de liderar la experiencia de usuario debe unir todas estas propuestas en una sola.

Si hubiera ideas opuestas, deben discutirse y decidir como equipo cuál es la que quieren probar primero. Más adelante se va a probar o testear este prototipo con usuarios reales, por lo que estas ideas podrían ser evaluadas.

Para empezar a crear el prototipo debemos pensar en el proceso que recorrerá el usuario. Debemos evitar pensar en “pantallas”. Basándonos en las ideas recolectadas, se debe determinar qué acciones va a querer realizar el usuario, las cuales llamaremos tareas.

Cada tarea está conformada por distintos pasos, desde donde comienza el usuario hasta donde cumple su objetivo.

Esto no quiere decir que cada caja se convertirá en una pantalla, podría dividirse en varias o podrían juntarse, pero nos sirve para ver el orden en que el usuario esperará encontrar el contenido y las funcionalidades.